Baston de hilda

Las mejores ofertas en bastones

Es importante que a la hora de adquirir un baston de hilda tengamos en cuenta aspectos como la altura de la persona, su peso y peculiaridades personales. 

El diseño es algo personal, que depende de la forma de ser de cada mayor, lo que sí debemos tener muy presente es que es más importante la comodidad que el diseño. 

Un bastón no puede ni debe emplearse para soportar la mayor parte del peso corporal; si la persona precisa mucha ayuda para caminar o tiene grandes problemas de equilibrio, es más aconsejable usar un andador. 

Baston de hilda top

Para ello tenemos la posibilidad de comprar un pedazo del que tallaremos el bastón o bien recogerlo del campo de alguna rama caída. Recuerda que no puedes ir arrancando ramas ni talando árboles que no sean de tu propiedad, con lo que si no compras la madera, ten cuidado de dónde la consigues. Es importante cambiar la contera antideslizante de su bastón para más seguridad. Al contrario, para descender las escaleras, basta con posicionar su bastón y la pierna enclenque en el primer peldaño y luego desplazar la pierna sana hacia el mismo escalón.

Los tipos más frecuentes de bastones son los de un solo punto y los de cuatro o tres niveles. La mayoría de las personas con artritis sólo precisan bastones de un solo nivel. Los que tienen una deficiencia neurológica, debilidades importantes o limitaciones de estabilidad se adaptan mejor a los bastones de 4 niveles, ya que aguantan más peso. Cuando procures un bastón, deberás seleccionar un modo que tenga el tipo de punta y mango convenientes para satisfacer tus deseos. Los bastones pueden tener una punta en la parte inferior o bien una base más ancha con cuatro ideas.